El fuego no se para ni ante el desierto ni ante las joyas botánicas con historia musical. El incendio forestal más grande en lo que llevamos de año en California ha quemado parte de los icónicos árboles de Josué, una rareza del desierto de Mojave que adquirió fama mundial por el álbum The Joshua Tree lanzado por la banda irlandesa U2 en 1987.

El York Fire (en EE UU ponen nombres a los incendios) ha quemado alrededor de 38.000 hectáreas cerca de la frontera entre California y Nevada y estaba contenido en un 34% hasta el jueves, ha asegurado el Departamento Forestal y de Protección de Incendios de California (Calfire).

Yucas y árboles de Josué dañados por el fuego en el Mojave National Preserve este martes.Ty O’Neil (AP)

El fuego dañó este peculiar ecosistema desértico y acabó con un número desconocido de árboles de Josué, todo un símbolo cultural en la zona que en el pasado tenía también una gran importancia para los indígenas, que los utilizaban para tejer canastas y sandalias o incluso para alimentarse de sus flores y semillas.

El fuego ha quemado la Reserva Nacional de Mojave, pero no ha entrado en el más conocido Parque Nacional Joshua Tree, que está a unos 100 kilómetros de distancia y recibe unos 3 millones de visitantes al año.

“Obviamente hay un daño tremendo en el paisaje… Esto se parece a un paisaje lunar en llamas”, dijo Mike Gauthier, superintendente de la Reserva Nacional de Mojave. “Algunos de ellos (árboles de Josué) serán completamente devastados. El árbol de Josué no es la especie más duradera, por lo que morirá”. El Servicio de Parques Nacionales de EE UU ha asegurado que este incendio de York fue el más grande en el área desde que comenzaron los registros.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Una yuca arde en el desierto de Mojave, en California.
Una yuca arde en el desierto de Mojave, en California.
DAVID SWANSON (AFP)

Los árboles están protegidos por el estado de California y han captado la atención del público, en parte debido a sus hojas puntiagudas y su corteza peluda. Muchos observadores han comentado su parecido con los árboles Truffula ficticios en el libro infantil de Dr. Seuss de 1971 The Lorax. Conocidos científicamente como Yucca brevifolia, son miembros de la familia Agave, según el Servicio de Parques Nacionales.

“Muchas personas se conectan con ellos cuando los ven. Tienen un hábitat muy especial, así que creo que es especial cuando la gente interactúa con ellos”, señala Sasha Travaglio, portavoz del Parque Nacional Joshua Tree.

La edad de estos árboles de Josué es un misterio. Como señala el Servicio de Parques Nacionales de EE UU, “estos ‘arboles’ no tienen anillos de crecimiento como los que se encuentran en un roble o pino”. Algunas estimaciones calculan que el promedio de vida de un árbol es aproximadamente de 150 años, pero algunos ejemplares más grandes pueden ser mucho más viejos.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal