martes, julio 23

Historias para un año olímpico | Deportes

Nunca se sabe lo que viene escrito en la siguiente página del guion del destino. 11 ciudades presentaron su candidatura para albergar los Juegos Olímpicos de 1936. Barcelona era una de ellas. La ciudad había organizado en 1929, con gran éxito de asistencia e imagen, una Exposición Universal. El Comité Olímpico Internacional decidió celebrar allí su XXIX Congreso. Era 1931. Las fechas elegidas, del 24 al 27 de abril. Diez días antes del inicio, se proclamó la República en España. La situación hizo que solo acudieran a la cita 19 de los 57 convocados. Se votó por correo. Berlín se impuso con 43 votos a 16 a Barcelona. Hubo ocho abstenciones. El 30 de enero de 1933, Hitler se hizo con todo el poder. De primeras, el COI no se preocupó excesivamente. Cuando se fueron conociendo sus atrocidades, decidieron mantener los Juegos. Una cita que incorporó lo que por entonces era un nuevo rito: la llama olímpica no se encendería en la ciudad que acogía las pruebas, sino en Olimpia, y viajaría desde allí en una inmensa cadena humana de corredores que cubrirían tramos de 200 metros. En Barcelona, ese mismo verano, se organizó la “Olimpiada Obrera” como respuesta al nazismo. Se inscribieron 6.000 atletas de de 22 países. El estadillo de la Guerra Civil obligó a cancelarla. Más de medio siglo después, la ciudad condal acogería unos Juegos que pasarían a la historia.

Si el deporte se rodea de un aura de exaltación de los valores físicos y morales del ser humano, los Juegos Olímpicos serían la sublimación de la misma. Una cita universal. Una factoría de relatos. En 366 historias de los Juegos Olímpicos que deberías conocer (Espasa), el periodista Alfredo Relaño ofrece un completo, erudito, divertido y didáctico recorrido por la historia de los Juegos. En sus páginas están los grandes ídolos, las intrahistorias o los grandes acontecimientos políticos. Todos los instantes que han convertido al Olimpismo en algo que va mucho más allá del deporte.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.