martes, julio 23

F1: Ferrari se lanza a por Lewis Hamilton | Fórmula 1 | Deportes

La conocida en el argot como silly season con la que se define aquella época del año marcada por los rumores y las quinielas acerca del mercado de fichajes en el Mundial de Fórmula 1, va camino de cerrarse incluso antes de que empiece la temporada. Hace unos días, Ferrari anunció la renovación del contrato de Charles Leclerc, que en primera instancia expiraba a finales de este curso, sin especificar la duración del nuevo acuerdo. Poco después fue McLaren quien ató a Lando Norris, también por varios años. Sin embargo, la banca la hizo saltar este jueves Corriere della Sera, al adelantar una bomba que, de confirmarse, pondría patas arriba un campeonato que goza de una salud de hierro. El periódico italiano da por hecha la llegada de Lewis Hamilton a Ferrari con vistas a 2025, en una maniobra que dejaría fuera del equipo italiano a Carlos Sainz. Según la información publicada este jueves por la mañana, el contrato de Hamilton con Mercedes seguiría teniendo vigencia dentro de dos años, aunque, al parecer, existe una cláusula que le ofrecería una vía de escape al multicampeón británico.

La alianza de Sainz y Ferrari, a su vez, termina el próximo 31 de diciembre, y no deja de ser llamativo que no se haya oficializado su continuidad, a menos de dos semanas de la presentación del SF-24, el nuevo bólido rojo, que tendrá lugar el próximo 13 de febrero. Más aún si tenemos en cuenta que el hijo del bicampeón del mundo de rallies, y reciente ganador del Dakar, fue el único capaz de romper la brutal racha de Red Bull, e imponerse en un gran premio en 2023 (Singapur). De concretarse el desembarco del corredor de Stevenage a la marca de Il Cavallino Rampante, eso provocaría que el madrileño tuviera que buscarse otro garaje. En este sentido, el interés de Audi, que debe hacerse con el control de Sauber en 2026, toma relevancia, aunque, evidentemente, existen otras vacantes a tener en cuenta.

A sus 39 años, este sería el segundo cambio de equipo de Hamilton, que creció en McLaren antes de dar la campanada en 2013, al fichar por Mercedes. Vestido con el uniforme de la estrella se convirtió en el piloto más exitoso de la historia del certamen, acumulando un total de siete títulos en su hoja de servicios, los mismos que Michael Schumacher, pero con más victorias (103) que el alemán (91). Hamilton nunca ha escondido su admiración por todo lo que supone Ferrari, el símbolo más universal del mundo de las carreras. La falta de competitividad de las Flechas de Plata durante los dos últimos ejercicios, dominados a placer por Max Verstappen y Red Bull, seguramente le habrá hecho mirar en una dirección a la que nunca habría apuntado de haber seguido ganando. Si esta maniobra se materializa será un tremendo golpe de efecto de Ferrari, y uno muy bajo para Mercedes.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.