(CNN)– El Ejército de Estados Unidos desplegó esta semana vuelos de combate F-22 en Oriente Medio ante la preocupación por el «comportamiento inseguro y poco profesional» de las aeronaves rusas, anunció la entidad en un comunicado.

«El comportamiento inseguro y poco profesional de las fuerzas rusas no es lo que esperamos para tener una fuerza aérea profesional. La violación habitual de los acuerdos de autorización del espacio aéreo de tamaño mediano aumenta el riesgo de error de cálculo», dijo el comandante del CENTCOM, el general Michael «Erik» Kurilla, en un comunicado de prensa. «Unidos a nuestros socios y amigos, estamos comprometidos a mejorar la seguridad y la estabilidad en la región».

El F-22 pertenece al 94th Escuadrón de Cazas de la Base Aérea de Langley, Virginia. El teniente general Alex Grynkewich, comandante de las Fuerzas Aéreas Centrales de EE.UU., dijo este miércoles que los Raptors fueron redesplegados desde Europa.

El medio se produjo en un momento en que las ventas rusas agresivas han aumentado en la región. Mientras el Ejército de Rusia continúa su carrera en Ucrania, Estados Unidos continúa interactuando con aviones rusos en el Medio Oriente, especialmente en Siria y sus alrededores.

En abril, los pilotos rusos participaron en un «combate aéreo» con aviones estadounidenses sobre Siria. En marzo, Kurilla dijo a los legisladores que se estaba produciendo un «aumento significativo» de vuelos agresivos en parte de Rusia.

Un portavoz de las Fuerzas Aéreas Centrales de EE.UU. Digo que hubo un aumento «en las últimas semanas» del comportamiento poco profesional por parte de los aviones rusos.

“Si bien el comportamiento poco profesional e inseguro varía de un día para otro y de un piloto a otro, en comparación con el comportamiento del año pasado, los pilotos rusos han visto significativamente más poco profesional e inseguros en sus intentos de desafiar las operaciones de los Coalición para la destrucción de Daesh”, dijo el portavoz.

“Previamente, la cúpula militar rusa en Siria había mostrado la voluntad de cumplir con los protocolos de resolución de conflictos acordados”, agregó.