Imagen de los dos linces atropellados.JUAN ANTONIO RUIZ/ECOLOGISTAS EN (JUAN ANTONIO RUIZ/ECOLOGISTAS EN)

Dos ejemplares de lince ibérico (Lynx pardinus), especie catalogada como en peligro de extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, han muerto atropellados junto a la carretera N-323-A, en el término municipal de Pegalajar (Jaén). La denuncia, acompañada de fotografías de los linces fallecidos, la ha hecho Ecologistas en Acción, que ha lamentado que “la pérdida de estos dos ejemplares supone un grave revés en la conservación de la especie”.

La población de lince ibérico existente en esta zona de Sierra Mágina está formada hasta el momento por dos hembras reproductoras y que, según Ecologistas en Acción, se ha formado de manera espontánea a partir de ejemplares dispersantes desde la población de Sierra Morena. Por tanto, consideran que la población lincera de Pegalajar es estratégica para la conservación de la especie, ya que estos ejemplares son clave para conectar los núcleos de la especie que existe al norte de la provincia de Jaén y la zona de reintroducción del norte de Granada.

“Quizás un atropello sea inevitable, pero lo que no se puede consentir es que no se adopten medidas para reducir la siniestralidad y evitar más pérdidas de linces”, señala Javier Ramírez, de Ecologistas en Acción en Jaén.

De este modo, entre las medidas que los ecologistas urgen a las administraciones competentes en Carreteras están la señalización vertical de advertencia por paso de lince ibérico y la colocación de reflectores en balizas laterales a lo largo de la carretera en el tramo afectado. “Son medidas sencillas, económicas y que, al menos en el caso de los reflectores, se han demostrado efectivos en otras ocasiones”, apunta Ramírez.

El consejero andaluz de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, avanzó recientemente en el Parlamento autonómico que se han instalado un sistema de prevención de colisiones entre animales y vehículos (AVC PS) en tres carreteras andaluzas de Vilches (Jaén), Adamuz (Córdoba) y en el entorno de Doñana (Huelva). Con este sistema, según el consejero, Andalucía será pionera en España en la instalación de dispositivos para prevenir la muerte de fauna por atropello, especialmente de los linces ibéricos.

El grupo de trabajo del lince ibérico (Lynx pardinus), que coordina el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), presentó recientemente un informe con los resultados del seguimiento poblacional de lince ibérico realizado en 2022 en España y Portugal. El documento muestra que la población de lince ibérico ha alcanzado los 1.668 ejemplares en ambos países. La mayoría de ellos (84,3%) se encuentran en España, distribuidos en seis núcleos de Andalucía, que acogen el 37,6% total de la población, seguido de los cuatro núcleos de Castilla-La Mancha -con un 35,0% de los linces- y Extremadura, con 195 ejemplares en cuatro núcleos de presencia estable.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

En total existen 15 núcleos con presencia estable de linces en toda la Península Ibérica, siendo los más importantes los localizados en el entorno de Sierra Morena –con 782 linces totales–, los Montes de Toledo (272), el Valle del Guadiana (261) y el área de Matachel en Extremadura (138).

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites