martes, julio 23

Aitana Bonmatí y Lionel Messi, premios The Best 2024 de la FIFA a los mejores jugadores del año | Fútbol | Deportes

Para Aitana Bonmatí quedaba un toque dulce para cerrar una temporada perfecta. La guinda que ha coronado el pastel y que cierra el círculo de éxito futbolístico ha llegado, una vez más, como trofeo. Y sobre el escenario del Auditorio Eventim Apollo de Londres: Aitana es la mejor jugadora del mundo según la FIFA. Recogió el testigo de su compañera Alexia Putellas en una gala que respiró fútbol en clave femenina: todos los premios los entregaron mujeres, en homenaje al reciente mundial en Australia y Nueva Zelanda; la mítica Marta, retirada tras el campeonato, fue homenajeada con un premio especial a su trayectoria, y el cierre lo puso una Aitana que ya es global, como el éxito de la selección que lideró el verano pasado.

“Ha sido un año excepcional, único, que recordaré toda la vida. Recoger este premio es un orgullo, pero se lo debo a los equipos a los que he pertenecido, el Barça y la selección, a mis compañeras. Sin vosotras no estaría aquí, ni sería la jugadora que soy. Orgullosa de formar parte de un grupo de jugadoras que está cambiando las reglas del juego”, dijo Bonmatí al recoger su premio, el colofón a una gala marcada también por la ausencia de los tres finalistas a mejor jugador: Lionel Messi, finalmente ganador, Erling Haaland y Kylian Mbappé. Ninguno de ellos asistió al evento.

El argentino, hoy jugador del Inter Miami, se llevó el premio pese a haber empatado a votos con el noruego. El premio The Best lo otorga la FIFA de acuerdo con las votaciones de jugadores, entrenadores, medios de comunicación y aficionados. El voto de los jugadores tiene un valor extra en caso de empate, como así sucedió: 48 votos para Messi, 48 para Haaland, 35 pra Mbappé. Pero en los 48 del argentino figuraban 13 de los capitanes de los equipos que votaron; en los del jugador del City, 11. Por eso, pese a las quinielas y quizá también pese a la lógica, ganó el de Rosario.

Sin Messi, todo el protagonismo fue para Bonmatí. La jugadora azulgrana es la jugadora de la que más se ha hablado este 2023 (con permiso de Jenni Hermoso, goleadora y centro de miradas tras recibir un beso del ya expresidente Luis Rubiales); Aitana es futbolista de presente y de futuro. Ella lo sabe, y siempre quiere más. “La ambición no se queda aquí”, aseguró en la resaca del Balón de Oro que abrazó el pasado 30 de octubre. Aún tiene entre ceja y ceja un par de logros pendientes e importantes para ella: lograr un Europeo absoluto con la selección española y colgarse la medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. A sus 25 años, está más que a tiempo —y en forma física— de ampliar sus límites.

Para ella los premios no son mochila, no le pesan emocionalmente y tampoco tiene más presión. “Ya me autoexijo yo suficiente como para centrarme en lo que se espera de mí”, explicó en una entrevista a este medio. Puro inconformismo y ansia —ahora bajo control—, el legado del 14 de Cruyff sobre el campo, una introvertida reconvertida en principal atractivo y foco, una futbolista de literatura inquieta por las desigualdades sociales. Todo eso es Aitana, que partía como gran favorita para llevarse el premio. Detrás de ella se han quedado a las puertas del premio Linda Caicedo y Jennifer Hermoso, compañera de selección y exazulgrana. El premio valora los logros comprendidos entre el 1 de agosto de 2022 y el 20 de agosto de 2023, justo coincidiendo con la final del Mundial donde el equipo español alzó la copa.

La vitrina parece quedarse pequeña para la de Sant Pere de Ribes: Balón de Oro, mejor jugadora de la UEFA y MVP en el Mundial, además de vencer en la Supercopa de España, la Champions League —MVP en ambas competiciones— y la Liga española. Todo en una temporada en la que ha sumado 37 partidos, 18 goles y 20 asistencias con el Barcelona en partidos oficiales, aunque en sus ocho temporadas en el Estadio Johan Cruyff alcanza los 247 encuentros y 85 dianas vestida de azulgrana. Una larga lista de premios y logros que espera ampliar, ya que a pesar de terminar contrato con el Barcelona en 2025 y que el club esté centrado en cerrar carpetas que finalizan esta temporada, su continuidad es una prioridad.

Lo mejor del fútbol en 2023

Mejor jugador: Leo Messi.

Mejor jugadora: Aitana Bonmatí.

Mejor entrenador de fútbol masculino: Pep Guardiola.

Mejor entrenador de fútbol femenino: Sarina Wiegman.

Mejor portero: Ederson.

Mejor portera: Mary Earps.

Un club que arropaba a Aitana en la expedición a Londres. La catalana bajaba del avión sonriente, enfundada en una larga americana. No ha faltado la representación de la directiva —con Xavi Puig y Elena Fort— y la del equipo —Jonatan Giráldez, finalista a mejor entrenador (ganó la holandesa Sarina Weigman; mejor entrenador fue Pep Guardiola), Cata Coll, finalista a mejor portera; y también Keira Walsh y Lucy Bronze, por su nominación en el once ideal de la FIFA. Es con las jugadoras extranjeras con quienes mejor feeling tiene la catalana dentro del vestuario. Sobre el campo ha dejado claro la conexión futbolística con Caroline Graham Hansen, la gran olvidada de los premios individuales, aunque méritos no le falten, y pichichi del equipo: entre las dos han creado un dueto goleador y peligroso delante de cualquier defensa. Esta temporada, de momento, Aitana ya cuenta con el Barça la mitad de dianas que el año pasado, nueve.

Después de colocar la guinda en el pastel y llevárselo de Londres a Sant Pere de Ribes, volverá a aterrizar en el día a día y a entrenar para prepararse para una gran cita: este miércoles el FC Barcelona se plantará ante el Real Madrid en la semifinal de la Supercopa de España Femenina. Seguro que Aitana querrá repetir la hazaña del año pasado: ganar, y empezar otro ciclo de oro.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.